Demencia con cuerpos de Lewy: diagnóstico y tratamiento

SID > Fuentes Documentales > Publicaciones Periódicas > Artículos de Revistas > Demencia con cuerpos de Lewy: diagnóstico y tratamiento

Resumen

El reconocimiento de la demencia por cuerpos de Lewy (DCL) como entidad clinicopatológica es un hecho reciente. Actualmente se cree que la frecuencia de la DCL puede llegar a un 15-25% de todas las demencias, lo que la posiciona como la segunda causa mas común de demencia después de la enfermedad de Alzheimer (EA). Desde el punto de vista neuropatológico estos pacientes presentan cuerpos de Lewy en el tronco cerebral y en la corteza, especialmente en los lóbulos frontales y temporales así como en el núcleo basal de Meynert. Los neurotransmisores más afectados son la acetilcolina y la dopamina. Con el objecto de identificar esta nueva enfermedad se han establecido una serie de criterios clínicos y patológicos (Consensus Guidelines for the clinical and pathological diagnosis of dementia with Lewy bodies).

Desde el punto de vista clínico estos criterios determinan el grado de certeza diagnóstica graduando el diagnóstico en probable (cuando están presente las características centrales de la DCL) y posible cuando existe una posibilidad de que dicho síndrome esté presente. La DCL es definitiva cuando se confirma patológicamente. Las características centrales de la DCL son la presencia de alucinaciones visuales, fluctuaciones del sensorio y signos extrapiramidales (se requieren dos de estos síntomas para el diagnóstico de DCL probable).

Otros síntomas que también pueden presentarse en la DCL son la presencia de síncope, incontinencia urinaria, ideas delirantes, caídas frecuentes y una respuesta anormal al tratamiento con neurolépticos. Los diagnósticos diferenciales más comunes son la EA, la enfermedad de Parkinson con demencia, demencia frontotemporal, parálisis supranuclear progresiva, degeneración corticobasal e hidrocefalia con presión normal. El mayor problema en el diagnóstico clínico de esta enfermedad es que puede presentar los mismos signos y síntomas de la EA (en la mayoría de los casos estas dos entidades coexisten) y algunos pacientes con EA y cuerpos de Lewy en la corteza cerebral no desarrollan el síndrome durante el curso de la enfermedad. El estudio de la DCL es apasionante y todavía no se ha esclarecido cuál es la relación que existe entre EA y DCL.

Resumen tomado de la revista

Publicación

ESPAÑA:
Revista de neurología,
1998

ISBN

0210-0010

Descripción física

63-70

Serie

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones